Edgar Salomón rebasa a Layón en San Martín Texmelucan

0
566

Morena ha sido la marca partidista de mayor crecimiento y fortaleza en el actual proceso electoral por estar estrechamente ligada al liderazgo del presidente Andrés Manuel López obrador, pero no en todos los lugares ha sido la formula perfecta para hacer crecer a los candidatos. Un caso extremo de excepción es San Martín Texmelucan, donde la edil con licencia y aspirante morenista Norma Layón Aarun empezó la campaña proselitista en el primer lugar de la intención del voto, pero ahora estaría en el tercer lugar de la contienda, a 10 puntos de diferencia del puntero Edgar Salomón Escorza, postulado por el PAN, el PSI y el PRD.

Norma Layón está considerada como la edil de Morena con la peor calificación en el estado de Puebla, pues de acuerdo a sondeos realizados en los dos últimos años la población la califica con un rechazo de alrededor del 70 por ciento.

Es entendible ese repudio, pues luego de que en 2014 se privatizó el servicio de agua potable de la capital y se convirtió en el factor de mayor rechazo de la población hacia el PAN y el morenovallismo,  resultó sorprendente e insensato que Layón al llegar al poder lo primero que hizo fue intentar entregar la distribución y comercialización del agua a un particular, pese a que Morena rechaza ese modelo de lucro con bienes públicos.

Y por si fuera poco, durante el periodo de Layón como presidenta municipal es cuando San Martín Texmelucan se convirtió en una de las zonas de mayor violencia criminal del país.

El malestar ciudadano se disparó cuando Layón, en lugar de enfrentar el problema, reaccionó con frivolidad, torpeza y más abusos. Cierto día le preguntaron sobre el incremento de las ejecuciones, a lo que respondió: que no era un tema de su interés porque quienes se estaban matando eran los delincuentes.

Más grave resultó que tenía de comandante policiaco a un hombre dedicado al secuestro y que la queja más abundante contra su gobierno, son las extorsiones de los agentes de la Policía Municipal.

Con todo y lo anterior, en el mes previo al inicio de campañas electorales, resultaba sorprendente que Norma Layón se ubicaba en el primer lugar de la intención del voto, no por los magros resultados de su gobierno, sino por el atractivo de la marca Morena, por un lado, y por otro la debilidad aparente de sus adversarios.

Ahora el panorama ha dado un vuelco de 180 grados. De acuerdo a la última encuesta de MAS DATA, quien va delante de la intención del voto es Edgar Salomón Escorza –quien ya fue diputado local y perdió la elección de 2013– al registrar 29.5 por ciento de las preferencia.

Abajo en segundo lugar, no se ubica Norma Layón, sino Abraham Salazar de Movimiento Ciudadano con el 16.4 por ciento de la intención del sufragio.

Mientras que la candidata de Morena se desplazó al tercer lugar con el 15.1 por ciento de preferencias ciudadana, que aunque es empate técnico con el rival del partido naranja, es un reflejo de que su popularidad se ha destrozado.

¿A que se debe el cambio de correlación de fuerzas?

Primero a una muy vistosa, organizada y bien estructurada campaña de Edgar Salomón, que ya tiene un largo caminar como candidato y operador  en varios procesos electorales.

Un segundo factor fundamental, es que a Norma Layón, al igual que otros candidatos de Morena, sobre todo los que han sido malos alcaldes, les dieron tres recomendaciones que la edil de San Martín Texmelucan ignoró y soslayó por la soberbia que le caracteriza.

Estas eran: hacer una campaña electoral evitando tener el mayor contacto con la población y privilegiar las redes sociales, medios de comunicación electrónico y eventos púbicos reducidos y bien controlados.

No hablar de propuesta o expresar opiniones en temas vulnerables, como en el caso de San Martín Texmelucan es la inseguridad.

Y tercero, sin usar el nombre de Andrés Manuel López Obrador, dirigir la campaña a destacar los logros, beneficios y futuros proyectos del gobierno de la 4T.

Norma Layón hizo todo al revés:

Se exhibe todos los días en actos públicos en donde la gente la hace fuertes reclamos por los malos resultados de su gobierno, sin contar que en varias comunidades del municipio la han corrido o le han impedido la entrada.

Del tema que más habla es el de la inseguridad, presumiendo que con ella se tuvieron grandes avances, cuando varias encuestas colocan a San Martín Texmelucan con el índice más grande de percepción ciudadana que siente miedo frente al clima de inseguridad y violencia.

Y Norma Layón se presenta en todos los foros públicos como una gobernante y empresaria exitosa, querida por la población, cuando la encuesta de MAS DATA arroja que el 57 por ciento del electorado por ningún motivo votaría por ella.

La edil entró en una etapa de soberbia que la hace suponer que en 2018 ganó la alcaldía sólo por su personalidad y no por la ola lopezobradorista.

 

 

Foto: Reto Diario

Por: Fermín Alejandro García/Reto Diario